Solicitado: Publica tu anuncio de arriendo de propiedades de vacaciones GRATIS! Link a chilearrendar.cl

Pablo Guerra, académico de la Universidad San Sebastián, participa de una investigación liderada por el científico de la Universidad de Cambridge, Paul Guest, sobre daño celular y envejecimiento. Uno de los capítulos, en el que Guerra participó como redactor, sugiere que la sarcopenia es el detonante de la atrofia muscular en adultos mayores, situación que también se presentaría en pacientes covid conectados a ventilación mecánica, debido a la estadía prolongada en unidades de cuidados intensivos.

Disminución en la velocidad de la marcha, falta de independencia para realizar actividades diarias y un aumento en el riesgo de caídas son algunos de los efectos que produce un proceso que comienza en el envejecimiento con la sarcopenia, una enfermedad que se relaciona con la pérdida de la masa muscular y la eventual atrofia de la musculatura.

Esta condición, que comúnmente se da en la población mayor, está siendo también detectada en pacientes conectados a ventilación mecánica, en el contexto de su tratamiento contra el coronavirus y otras patologías de carácter crítico.

“Al tener pacientes conectados a un ventilador mecánico durante un periodo de tiempo prolongado, sedados, con una falta de contracción (muscular) voluntaria, se genera una disminución significativa del estímulo muscular, afectando su función y desencadenando -entre el tercer y quinto día- un proceso de atrofia, que afecta la masa muscular esquelética, provocando a su vez una degeneración del tejido muscular”, advierte Pablo Guerra, académico de la carrera de Kinesiología de la Universidad San Sebastián.

De acuerdo a Guerra, los cambios celulares y moleculares que se generan en esta situación son numerosos, contribuyendo precisamente al envejecimiento muscular, tema que precisamente aborda en el capítulo sobre evaluación y tratamiento de la atrofia muscular esquelética en el envejecimiento el cual ha sido consignado en una investigación del médico Paul Guest, quien aborda estrategias para combatir desórdenes celulares, metabólicos y sistémicos asociados con la tercera y cuarta edad.

Gracias a un trabajo colaborativo con la Universidad de Sao Paulo, Pablo Guerra, se incorporó a un grupo de investigadores nacionales que se dedica a estudiar la regulación de la masa muscular esquelética.

El envejecimiento acelerado de la población es un hecho preocupante para todos los países. En 2019 había 703 millones de personas de 65 años o más en el mundo. Si a ello se añaden las altas cifras de fallecidos por causa del coronavirus, los programas de envejecimiento activo, adquieren una relevancia superior para cuidar la salud y mejorar la calidad de vida de los adultos mayores.