Consejos para disminuir los riesgos de accidentes en el hogar en esta cuarentena

Los niños no van al colegio, el trabajo se trasladó a la casa y los riesgos en el hogar están siempre presentes, más ahora que el tiempo de permanencia es prolongado. 

La situación de estar encerrados por la cuarentena ha traído otros riesgos que no son solo de origen biológico y mental entre ellos la fatiga mental y física, además de los infaltables accidentes caseros que pueden afectar a cualquier miembro de la familia. 

De acuerdo a lo señalado por Héctor Morales, Prevencionista de Riesgos y Docente Área Ingeniería, Santo Tomás San Joaquín, los accidentes más comunes son tropezones, caídas por resbalarse en pisos húmedos, golpes con objetos, apretones de dedos con cajones y puertas, quemaduras con sustancias calientes o vapores al cocinar, cortes con bordes filosos y cuchillos, dolor de espalda por malas posturas.

Otro riesgo alto en el hogar es el de la descarga eléctrica, que mayoritariamente sucede por instalaciones en mal estado y sobrecargadas o por tratar de reparar desperfectos sin los conocimientos necesarios. La probabilidad de incendios por las fuentes de calor mal controladas, están también presentes.

Son muchos más los riesgos, explica Morales, “dependiendo de las características de la vivienda y la cantidad de objetos, muebles, los espacios reducidos y por ello es preferible seguir las siguientes recomendaciones que ayudará a reducir la posibilidad de ocurrencia de accidentes caseros”.

  • Segregue los espacios del hogar, asignando un lugar para el teletrabajo, y el estudio. No consuma alimentos en estos lugares, menos si son líquidos y están calientes. Busque estar lo más cómodo posible por la cantidad de horas que estará en una misma posición. 
  • Mantenga el orden y la limpieza de cada espacio de su hogar, así disminuye el riesgo de caídas.
  • Cuando cocine, concéntrese 100% en ello para evitar cortes o quemaduras. 
  • No realice reparaciones eléctricas si no está capacitado para ello, además, evite la sobrecarga de enchufes y el uso de alargadores.
  • Aleje los materiales combustibles o inflamables de las fuentes de calor. 
  • No haga que sus hijos realicen actividades peligrosas sin supervisión adecuada. Si no es posible hacerlo de manera segura, simplemente no lo haga.
  • Por último y lo más importante, mantengan la calma, expresen amor y fabriquen experiencias positivas, la tranquilidad también ayuda a la auto prevención. 
Views:
46
Article Categories:
Destacadas · Reportaje

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: