Solicitado: Publica tu anuncio de arriendo de propiedades de vacaciones GRATIS! Link a chilearrendar.cl

Con la presencia del director general de la Policía de Investigaciones, la Comisión de Seguridad Ciudadana continuó con el análisis del proyecto de ley sobre robo y receptación de vehículos.

Con el objeto de continuar con la discusión del proyecto que modifica el tratamiento de las penas para los delitos de robo y receptación de vehículos motorizados (boletín 11818), la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados recibió a representantes de los altos mandos de Carabineros y de la Policía de Investigaciones.

En la oportunidad se analizó el funcionamiento de planes y programas, tanto preventivos como administrativos, para hacer frente a este ilícito.

En este sentido, el director nacional de la PDI, Héctor Espinosa, entregó un informe que da cuenta de la facilidad que hoy existe para reducir partes y piezas de vehículos robados, debido a la falta de comunicación en línea entre las policías, los municipios y otros servicios públicos.

“Los encargos por robo tienen que hacerse no solo con las patentes, también con chasís, número de motor etc., porque blanquear un vehículo no es difícil en este país, por eso estamos proponiendo una fórmula que se va a traducir en un control eficiente y en que a los delincuentes se les va a echar a perder el mercado, porque ya no va a ser negocio robar un vehículo”, precisó.

Al respecto, el diputado Mario Desbordes (RN) valoró el informe dado a conocer por la policía civil, que da cuenta de la fragilidad del sistema, y estimó que es urgente implementar un sistema de mayor coordinación con las policías. “Debemos adoptar varias medidas que no necesariamente son cambios legales para mejorar la eficiencia en el combate contra este tipo de delitos”, comentó.

Para el presidente de la instancia parlamentaria, diputado Iván Flores (DC), resulta primordial avanzar con celeridad en la aprobación de la normativa, con el objeto de llenar un vacío que permite la comisión de ilícitos, puesto que “Chile es extremadamente vulnerable al blanqueo de vehículos o partes robadas, vulnerable a la impunidad cuando el vehículo es encontrado de vuelta, porque, por ejemplo, el registro civil no está en línea con el municipio etc., o sea al final hay toda una maraña desconectada que permite que Chile sea un buen país para robar y blanquear”.

El parlamentario agregó que espera que la idea de legislar del proyecto se vote al interior de la Comisión antes de fines de septiembre, para agilizar el pronto despacho de la normativa.