Se espera que miles sean las personas que opinen acerca de las propuestas que se han desarrollado para el futuro de nuestra comuna.

Una expectativa de participación ciudadana única en el país e histórica para la ciudad se espera lograr con la convocatoria a las sucesivas etapas de consulta pública que realizará la Municipalidad de Puerto Montt para la modificación al Plan Regulador Comunal (PRC), con el que se espera construir una urbe sustentable, inclusiva y con alta calidad de vida.

El trabajo de participación se desarrollará durante todo el año 2017 e inicia con el planteamiento de tres propuestas de diseño para la ciudad con proyección al 2030, año cuando se estima que Puerto Montt sumará unas 53 mil viviendas adicionales a las existentes, llegando a un total aproximado de 140 mil y con una población de unos 367 mil habitantes.

Basadas en la Política Nacional de Desarrollo Urbano (2014), la Agenda de ciudades 2016 de ONU HABITAT III y el recién aprobado Plan de Desarrollo Comunal (2016), las alternativas de tipo de ciudad que se propondrán son: laTendencial o de Extensión Urbana, la de Consolidación o de Policentros Urbanos y la de Contraste o Densificación Urbana.

La primera fase, denominada de Inicio, está programada para abril y mayo, mientras las alternativas son compartidas con servicios públicos, comisión de Infraestructura del Concejo Municipal y se organizan los talleres de trabajo introductorios con dirigentes vecinales.

 

PARTICIPAR ES LEGITIMAR

 

El objetivo que se buscan con el nuevo PRC, es consolidar a Puerto Montt como un centro urbano compacto e integrado –contenido en sus 9 mil hectáreas de superficie-  y organizado para absorber las dinámicas y distribuir los beneficios e impactos urbanos de la comuna, en forma sustentable.

Se debe pensar en un Puerto Montt altamente especializado en cada uno de los aspectos de su matriz de actividades: como centro de interés y distribuidor del turismo, centro intermodal de transporte, puerto principal del sur austral chileno y centro de investigación y conocimiento, entre otros.

Una ciudad compacta, por una parte permitirá conservar nuestras bellezas naturales y nuestra riqueza cultural rural y por otra parte permitirá que nuestra ciudad pueda enfrentar de mejor manera el desafío de liderar un sistema de núcleos urbanos a nivel intercomunal, atendiendo a la posibilidad cierta de que en parte de la Provincia de Llanquihue se comiencen a generar procesos de organización metropolitana funcionales.

La participación va en línea con lo expresado por la Cámara Chilena de la Construcción que en septiembre informó que 7 de cada 10 chilenos nunca ha tomado parte en un proceso de participación ciudadano relacionado con su ciudad, aunque a un 74% sí le gustaría ser considerado.

Los procesos graduales y vinculantes del PRC dan un carácter único, a la ciudad mediante este proceso que se quiere masivo y sólo igualado por su convocatoria e importancia con la llegada de los colonos alemanes en 1853.