Desde el mes de julio del año 2011 que la junta de vecinos de Alerce Histórico traspasó la administración y la propiedad de este campo santo a la Municipalidad de Puerto Montt, según acuerdo con el Alcalde Quinteros, debido al colpaso inminente que se veía venir ya en ese año. El objetivo del traspaso fue que el cementerio quedara en poder de una institución capaz de resolver los dramas que se veían en el horizonte.

 

Según documentos del traspaso, al mes de julio del año 2011 exisitia la cantidad de dos mil cuatrocientas sepulturas, y la más antigua data del año 1927; donde además se dieron varios meses para que los alercinos regularizaran sus terrenos comprados y así pasaran a perpetuidad en la administración municipal. Pero poco a poco desde el año pasado se inició el colapso de este inmueble y ya se ha llegado a tal grado que los fallecidos en Alerce deben ser sepultados en cementerios tan lejanos como las Quemas, cerca del Aeropuerto el Tepual u otras localidades apartadas de la Ciudad Satélite de Alerce.

 

La gran esperanza de los alercinos es la ampliación y construcción de nichos que ha anunciado por parte de la Municipalidad de Puerto Montt. Pero mientras tanto eso ocurra, toda muerte de un alercino se convierte en un doble drama, ya que no existe lugar seguro donde será sepultado. La responsabilidad del colapso y falta de un campo santo con holgura en terreno no es culpa cementerio de Alerce Histórico, sino el hecho de que el proyecto de ciudad no contempló desde sus inicios, allá por el año 2000, dejar establecido y legalizado terrenos para un futuro cementerio.